domingo, 27 de julio de 2014

Love yourself



Parece fácil decirlo, ¿verdad?
Siempre me ha parecido un tanto cliché eso de "si no te quieres a tí mismo primero, no puedes querer a nadie más." Pero la verdad es que tiene toda la razón. Si no nos queremos a nosotros mismos y hacemos el trabajo interno que eso conlleva (aceptar nuestras limitaciones e imperfecciones), al querer a alguien más caeremos en comparaciones, envidias y en un circulo vicioso que no se sanará hasta que de verdad demos importancia a la opinión que tenemos sobre nosotros mismos. Suena egoísta. Y lo es. Pero, en mi parecer, es necesario encontrarse bien con uno mismo para después querer a alguien más. Es primordial entendernos y dedicar tiempo a nuestros pensamientos e inseguridades para después entender y aceptar a los demás.
Al fin y al cabo sólo tenemos esta vida, y cuanto antes empecemos a querernos, antes podremos disfrutar plenamente de la gente que nos rodea, ¿y qué puede ser mejor que eso?

sábado, 26 de julio de 2014

"You learn to live with the pain, mostly of broken hearts"





El otro día me pasó una cosa bastante inesperada. Cuentos amorosos de adolescentes, diréis, pero a mí me hizo pensar, ya que no es la actitud del chico lo que me chocó, sino el comportamiento de ciertas "mejores" amigas mías.

Me llevó a pensar que al parecer soy la única que realmente valora la amistad (y el respeto que supone) por encima de los chicos.

Yo no haría ilusiones a una amiga mía sobre las opciones que tiene con cierto chico, para después arrebatárselas inesperadamente y encima restregarselo. ¿Dónde queda el respeto por tus amigas, y la dignidad de las mujeres? Con comportamientos así, me cuesta mucho creer que el respeto por las mujeres llegue alguna vez a ser completo, porque ni siquiera nos respetamos entre nosotras.